La araña

Por Igor Barreto

Ha comenzado a cantar la araña en un rinconcito del mueble bajo el televisor. La araña mira ocho imágenes a la vez. Pero solo cuando apagamos las luces y la noche arropa todos los modestos…

2020

Por Igor Barreto

Prefiero un guarapo amargo a no decirles que el Dictador tiene un caballo rojo en el patio interior de su palacio y la réplica de una espada que flota en un estanque. Bien podría evocar…

El amigo peruano

Por Archivo Fotografía Urbana

El amigo peruano se llamaba Juan, y nunca supo que perecería ahogado en el mar Báltico. Pero estando en Craiova (en Rumanía) salimos a caminar por los rieles del tren en una noche con nieve…

El perro

Por Igor Barreto

Al perro lo encerraron en un cuarto tras abandonar la casa. Lleva días ladrando. Siempre, de a dos en dos ladridos que arroja sin saliva al aire. Le ha ladrado a casi todo: a los…

Fumador de habanos

Por Igor Barreto

Maricarmen era hija de un torcedor de puros de la fábrica de tabacos Partagás, esa que está situada frente al sombrío edificio del mercado viejo de la Habana, donde es difícil presentir el mar aunque…

Yo soy el conserje del colegio La Salle

Por Igor Barreto

Yo soy el conserje del colegio La Salle, guardián de cien aulas desde hace más de cuarenta años, y casi ninguno de los estudiantes, ni siquiera los miembros del personal docente o administrativo me conocen.…

Caracas sangrante

Por Igor Barreto

En el manifiesto publicado por Glauber Rocha en los tiempos del Cinema Novo, se decía que la cultura del hambre era la violencia. La afirmación legitimaba un informalismo cinematográfico que en otros ámbitos de la…

Neutral I y II

Por Igor Barreto

Neutral I Este es el reverso de una postal sin remitente ni destinatario. Un esquema gráfico trazado en un cartón de trescientos cincuenta gramos. Por lo tanto, un objeto sin intención y sin destino. Tal…

A nuestra reina, María Lionza

Por Igor Barreto

Desde Aristóteles a Tolomeo es sabido que el tercer círculo de los cinco en que se divide la tierra corresponde a la "zona tórrida". Los que osen acercarse a esta zona se convertirán en seres…

Oriundo de estas tierras

Por Igor Barreto

Estados Unidos de Venezuela fue alguna vez el nombre de este país. Para mí, estaba bien. La casa de mi niñez no distaba ni tan siquiera un centenar de metros de la orilla del río…

El paseíllo

Por Igor Barreto

Entre el paseíllo de una tarde de toros y la seducción amorosa, hay nudos y coincidencias. Primero El Orden: una seducción cortés debe obedecer a una retahila de casualidades previamente organizadas. En una plaza sabemos…

La postal práctica

Por Igor Barreto

Es difícil aceptar esta imagen como una postal, lo digo por lo que implica dicho género como representación prestigiosa de un lugar determinado. La postal señala aquello que consideramos de cierta trascendencia. Muy por el…

El Manatí convertido en Sirena

Por Igor Barreto

Resulta escandalosa la forma como la modernidad asimiló la figura femenina autóctona. En todo caso se trata de ajustes y transformaciones propios de la idealización. Circunstancialmente, la figura femenina indígena sufrió en su tratamiento representativo…

Viajeros

Por Igor Barreto

Es común en nuestro país escuchar que alguien elogie lo que considera la más alta expresión de lo visual: la naturaleza. Y lo digo así, de forma tan enfática, recordando el ensayo de Georg Simmel:…

La cola del pan

Por Igor Barreto

Fueron pocos los panes en el horno aunque su aroma nos hizo salir del encierro. Hace meses los gallos ahogaron el clarín de la mañana en una olla de aluminio, y en su lugar mi…

El lugar al cual pertenezco

Por Igor Barreto

Mi país es de naturaleza anacrónica. Y dentro del espectro de lo anacrónico ha elegido ser de un paracronismo sin remedio, es decir, su presente transcurre y de pronto el pasado lo sorprende como si…

Saludos desde Carúpano

Por Igor Barreto

Saludos, saludos, saludos. Vivo en Carúpano en el año 1906. Al fin logramos viajar al pasado remoto. Para llegar hasta aquí hay que atravesar un hueco negro, un gusano estelar donde la materia viaja descompuesta…