/Paula Bellini recibe el año 1961
Paula Bellini recibe el año 61 : Foto de autor desconocido ©ArchivoFotografíaUrbana

Paula Bellini recibe el año 1961

Por Milagros Socorro

Un día, cuando todavía estaba en la cúspide o apenas empezaba a desandar la cuesta, se marchó. No solo de la televisión, donde era una estrella. Se fue de Venezuela. Y debe haberse ido a la carrera, porque no se supo adónde ni qué la había empujado a dejar el país que la había encumbrado y donde había tenido una inmensa popularidad. Luego, de vez en cuando, se oía decir que alguien la había visto en Roma, fondona y con un tipo gritón.

El día que le hicieron esta fotografía, que por estos días cumple 60 años, Paula Bellini era la mujer más famosa de Venezuela. En la segunda mitad de la década de los 50 había visto crecer su celebridad como modelo, animadora e incluso, cantante, pero en 1960, como colofón de una trayectoria fulgurante y expresión del reclamo erótico que ejercía, Billo Frómeta compuso el danzonete “Paula”, que aludía a la atractiva imagen televisiva de Bellini y, por si fuera poco, usó un close up de su rostro como imagen de la carátula. En esa fotografía a color, Paula Bellini aparece con la cabeza un poco inclinada hacia atrás, con la lánguida mirada hacia el espectador y los húmedos labios entrabiertos como en espera de un beso voraz.

El disco, que se llamaba “Paula”, fue grabado, de corrido, el 14 de junio de 1960. Un día bendito para la orquesta del maestro dominicano, pues supuso el debut con esa agrupación de dos titanes zulianos, el guarachero Cheo García, quien abría el lado A con el estreno del “Canto a Caracas”, escrito por Billo, y el bolerista Felipe Pirela, a quien se le encomendó la interpretación del precioso “Puerto Cabello”, compuesto por un hijo amantísimo de esa ciudad, Ítalo Pizzolante.

El LP “Paula”, -designación que atizó los rumores según los cuales la deseada animadora tenía un romance con Billo, quien, como solía, estaba casado-, fue estrenado el 2 de julio de 1960. Ese diciembre, pues, los once temas del disco sonaron sin parar en las fiestas que durante los años de la democracia eran tan comunes y rumbosas. Puede afirmarse que el país enteró coreó: “Paula, en tus ojos claros / se esconde el milagro / conque yo soñaba. / Paula, eres la condesa / o eres la princesa / de algún cuento de hadas. / Paula, en mi fantasía / tú eres el motivo / de una sinfonía. / Paula, tú me has inspirado / lo más delicado / de esta melodía. / Conozco a Puchini / y yo a Paganini; / conozco a Rossini / y yo al gran Bizet / pero no sabía que hubiera en caracas, / ninguna Bellini, así como usted. / Paula, cuando por las calles / cuando en el programa / la veo frente a frente / se me van los ojos / se me va la calma / paulatinamente”.

Para 1960 Paula Bellini llevaba varios años en la pantalla chica. En los últimos años 50, había integrado el elenco de modelos en el show mañanero de Renny Ottolina; y había sido conductora, con Delio Amado León y Henry Altuve, de “Esta noche Billo”, transmitido por Radio Caracas Televisión. Era imagen de muchos productos. Aquilino José Mata lo recordó, en un nota en el portal Rutas Golosas: “Alboreando la década de los años 60, cuando todavía ni se pensaba prohibir en radio y TV la difusión de mensajes comerciales de bebidas alcohólicas, la sensual y sugestiva voz de Paula Bellini, una italiana espectacularmente bella y elegante, considerada como la animadora del momento, cautivaba hasta a los más indiferentes con las cuñas del noble Chianti Fassati, que ostentaba el terroir de Montepulciano. No decimos que la sexy Paula, a quien el maestro Billo Frómeta le escribió una de sus canciones más celebradas, fue la responsable del éxito de ese caldo en nuestro país, pero en algo habrá ayudado”.

Paula Bellini había nacido en Italia, pero debe haber venido muy pequeña porque llegó a cantar música popular con un swing que si bien no era el de Emilita Dago, sí tenía lo suyo, como queda de manifiesto en su grabación de “Me voy pa’ la rumba”, tema incluido en el disco “Felicidades 1960, de Chuchito Sanoja y su Orquesta de Solistas. Y en una entrevista Carmen Victoria Pérez me habló en términos elogiosos de la versión de “El bayón de Ana”, grabado por Paula Bellini en aquellos años.

Tras su ¿huida? del país se la vio alguna en transmisiones de la RAI, desde Italia, pero nunca volvió a ser la princesa de algún cuento de hadas que cantó Billo.

 

Lea también el post en Prodavinci.