/Álbum de familia: Galaxias
Foto de Álbum familiar, 1921 ©Archivo Fotografía Urbana

Álbum de familia: Galaxias

Por Igor Barreto

Descubrir galaxias

elevadas e íntimas.

La primera

que sea circular,

parecida

a un cuenco

para rotar y conocer

lo que nos rodea.

También habrá

galaxias

semejantes

a espirales:

hay que dejarse

ir

sin oponer fuerza al remolino.

Por último

aparecerá alguna

en forma

de esfera…

y quedaremos

flotando

en su interior incomprensible

porque «aquello» somos.

Sus colores simbolizan

el apremiante regalo:

el rojo cinabrio,

el azul cobalto.

Estos

harán un giro

como cintas de revelación y deseo.

Ahí podría estar

el sentido

de todas las galaxias:

solo

en ese punto

 

Viaje a New York, 1940: Álbum familiar ©Archivo Fotografía Urbana

 

Nido

Hacer nido en nuestro sexo

con formas de galaxias

elevadas e  íntimas.

El primero

que sea circular

con un eje que coincida

con los cuerpos

desperezándose.

Buscaré tu placentero cuenco

girando y conociendo

lo que nos rodea.

Luego las sabanas serán

una espiral

de centro profundo.

Nos dejaremos ir

sin oponer fuerza

al remolino

aceptando la naturaleza

de cada órgano.

Por último

nuestro lecho

semejará el dibujo de una esfera:

porque «eso» y solo «aquello»

somos,

suspendidos

en lo realmente propio,

sin entender muy bien porqué.

Los colores

serán

el último

y apremiante regalo:

el rojo cinabrio de tus aberturas

el naranja de tus vellos

el azul cobalto

qué imagino en la oscuridad.

Haremos giros como cintas

de revelación  y deseo:

ese es el sentido del nido

la gracia

de     «llegar»

juntos

y solo así

en ese momento.

 

Lea también el post en Prodavinci.