/Álbum de familia: El Albañil
Perforación petrolera. Álbum de familia ©Archivo Fotografía Urbana

Álbum de familia: El Albañil

Por Igor Barreto

Entre ollas de hierro y aluminio

hay una serpiente oculta,

metalizándose

con lo opaco de los cuencos.

Ciertas palabras me hicieron recordar

la vida de José, el albañil,

teníamos años sin vernos

y las palabras se repetían nuevas.

Mis párpados enrojecieron

cuando alguien refirió que el albañil

había tratado de suicidarse,

pero aún movía el dedo meñique

de la mano izquierda

y lo bajaron de la viga.

Quitaron el lazo que oprimía su cuello

retornando la vida de aquel hombre

a su color habitual,

hasta ponerse de pie y marcharse.

Nadie volvió a verlo por segunda vez.

Me hice tantas preguntas

sobre el destino de esta resurrección.

Suposiciones en lugar de certezas,

total, se puede vivir

en clave

de muerto andante:

¿pintará otras paredes?,

¿habrá cambiado de oficio?,

¿levantará  otros muros de contención?

Al parecer la serpiente

entre los trastos

actuó con más cautela

y se dejó ir por el linde

donde al final comenzaba

la selva húmeda.

Fue una huida silvestre.

Era abril

y habían florecido las frágiles esferas

de la hierba: Diente de León.

 

 

Lea también el post en Prodavinci.