/2020
Tarjeta Postal ©Archivo Fotigrafía Urbana

2020

Por Igor Barreto

Prefiero un guarapo amargo
a no decirles que el Dictador tiene un caballo rojo
en el patio interior de su palacio
y la réplica de una espada
que flota en un estanque.
Bien podría evocar retazos de nuestra vida
tras el Arca de la Alianza:
primero encontramos
aquella Puerta del Deseo
y luego la Puerta de las Lágrimas (del primer exilio),
y la Puerta del Vacío que se abrió con el éxodo por las carreteras.
Al final sufrimos de «la no pertenencia» y «el no-lugar»
y divisamos la última Puerta del temido Abismo:
por dónde aún
se despeña el País
hacia la amnecia de los lotófagos:

aquellos que en la Odisea
perdieron hasta la fábula del origen.

¿Qué son tres monedas en el centro de unas manos rudas?

Mientras:

el Guardia baila disfrazado de Guardia
y la urraca atesora billetes bajo su almohada.

 

 

Lea también el post en Prodavinci.