/Margarita Scannone
Blancanieves y la bruja / Margarita y Mercedes Zingg, 1992 : Margarita Scanonne ©ArchivoFotografíaUrbana

Margarita Scannone

Por Archivo Fotografía Urbana

Caracas, Venezuela, n.1956.

Margarita Scannone es una artista visual conocida primordialmente por su serie de trabajo ICONOS. Su obra fotográfica se destaca fundamentalmente por la creación de mundos ficcionales desde el género del retrato. Su propuesta aborda aspectos fundamentales de la postmodernidad a través de la fusión de formas, estilos, tiempos, y gustos que rompen con los estereotipos de la fotografía clásica al incorporar valores del cine, la pintura y la fotografía misma. Confronta la realidad estética pictórica y se funde con lo ficticio de la imagen fotográfica plasmado todo en un espacio bidimensional.

Es Licenciada de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Un año después de finalizar sus estudios en 1976, viaja a Nueva York y comienza su formación en Cine y Televisión en New York University y en Columbia University. Su primer acercamiento con la fotografía ocurre durante el verano de 1983: tras la imposibilidad de regresar a Venezuela, varios encuentros fortuitos entre Ricardo Armas, fotógrafo y profesor venezolano, y Scannone orquestaron lo que será su paso por la escuela de fotografía en The New School for Social Research, donde complementa su formación práctica y de laboratorio con la teórica y académica.

En Nueva York explora por primera vez el universo del retrato. Su interés yace en el estudio que será su laboratorio de exploración; aquel que se abre a las infinitas posibilidades de la intimidad, la posibilidad del ambiente controlado y dirigido. Un espacio cerrado e intervenido donde su afición por los elementos decorativos, las ambientaciones lúdicas, la escenografía y la teatralidad la llevan a incursionar de manera intuitiva pero asertiva en el retrato, lo que da origen a su primer cuerpo de trabajo Un mordisco a la gran manzana (Celarg, 1989) con el cual obtiene el Premio Fundarte. Estos años de experiencia también la llevarán a participar en la exhibición colectiva 150 años de fotografía (Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, 1989) en la que participa junto a grandes artistas venezolanos y norteamericanos como Annie Leibovitz, Robert Mapplethorpe, Arnold Newman, entre otros.

A su regreso a Venezuela, a finales de la década de los 80, trabaja en Radio Caracas Televisión (1985-90), y sucesivamente en la Revista Exceso (1996- 99), con Ben Ami Fihman como director. Durante estos años el reconocido fotógrafo José Sigala reconoce el potencial de Scannone al ver su portafolio en blanco y negro donde retrata personalidades de la alta sociedad venezolana. Estos retratos de luz continua, sin flash, serán el punto de inicio a un mélange de conceptos que marcarán la pauta de su siguiente propuesta.

Influenciada por grandes maestros de la fotografía como Duane Michels y Diane Arbus, Scannone abandona los modelos elegantes de las revistas en las cuales acostumbraba a trabajar, y elige a personas cercanas, familiares a su entorno, pero que no son necesariamente individuos cotidianos, y da inicio a sus fotoromans: exploraciones narrativas que se presentan en formato visual. En su obra, la fotografía y la pintura se enfrentan cara a cara con los límites entre la relación de la imagen, especialmente las imágenes del cuerpo, y el trabajo narrativo que entra en la construcción e interpretación de la imagen pictórica.

La serie ICONOS es el producto de la incursión que hace Scannone dentro de la totalidad narrativa de una imagen. Como destacó Armando Coll, es un anhelo que subyace en el principio mismo de la fotografía, un juego entre ficción y realidad, y el inevitable propósito de la imagen de novelarse a sí misma. En una era pre-digital, el efecto narrativo se plantea entre realidad e imagen, y se construye la obra desde la re-creación artesanal del escenario, de la mano del vehículo analógico –en este caso, su cámara Hasselblad.

ICONOS es parte del proyecto desarrollado por el Fondo Venezolano Americano para las Artes, VAEA, que promueve el intercambio artístico entre Estados Unidos y Venezuela. Fue expuesta en la muestra Cualquier parecido a la ficción es pura coincidencia, presentada en la Galería Vía (1992), en el Museo de Arte de Maracay (1993) y en la Sala de Arte de la Universidad Complutense en Madrid, España (1996). Scanonne también fue parte de la colectiva Paralelo 11 en el Museo Alejandro Otero (1993) junto a otras 10 mujeres artistas venezolanas. En los próximos años, Scannone seguirá participando de numerosas colectivas y exhibiciones entre las cuales se destacan Al norte del Sur. Venezuelan Art Today en el PhillBrook Museum of Art, Tulsa, Oklahoma (1997), Salón Dior de Caracas con Mención especial (1999) y Palladium en el Museo Alejandro Otero, Caracas (2007).

Sus últimas exploraciones se alejarán del objeto fotografiado, incursionando con su cámara Nikon en el paisaje a color que hace énfasis en las abstracciones de Napa Valley (California) y Chuao (estado Aragua, Venezuela). Deja atrás las complicaciones intrínsecas a las relaciones humanas para aventurarse con paisajes desolados.

Su participación más reciente fue como parte de la colectiva Hacia una historia de la mirada: el retrato de la colección Archivo Fotografía Urbana en la Sala Mendoza de Caracas (2019).

Henrique VIII. Hans Holbein / Ben Ami Fihman, 1992 : Margarita Scanonne ©ArchivoFotografíaUrbana
Nacimiento de Venus. Boticelli / Lupe Gehrenbeck, 1991 : Margarita Scanonne ©ArchivoFotografíaUrbana
Con Diego en mis pensamientos. Frida Kahlo / Dalia Cordero, 1991 : Margarita Scanonne ©ArchivoFotografíaUrbana
Joven escultor. Adrea Del Sarto / Eduardo Marturet, 1991 : Margarita Scanonne ©ArchivoFotografíaUrbana