/Barbara Brändli
Del fotolibro "Sistema nervioso", 1975 / Fotografía de Barbara Brändli ©ArchivoFotografíaUrbana

Barbara Brändli

Por Archivo Fotografía Urbana

Schaffhausen, Suiza, 1932 – Caracas, Venezuela, 2011.

Barbara Brändli es una fotógrafa de origen suizo que se residencia en Venezuela a comienzos de los años sesenta. Antes de llegar a Caracas había realizado estudios de ballet clásico en Ginebra y en París, incursionando también en el mundo del modelaje con la revista Harper’s Bazar. Al llegar a Caracas se inicia en el ejercicio de la fotografía y establece una cercana amistad con el diseñador John Lange, entre  otras personalidades de la cultura nacional. A través de ellos se insertará en distintos campos de producción fotográfica, desempeñándose en procesos de registro de danza y teatro, además de trabajos urbanos que desembocarán en dos afamadas ediciones que la han catapultado como pionera del fotolibro en latinoamérica: Duraciones visuales (1963) y Sistema Nervioso (1975). Ambas diseñadas por Lange.

No obstante, las preocupaciones fundamentales en la investigación de Brändli se concentrarán con mayor fuerza en la fotografía antropológica y en la investigación de las distintas etnias y pueblos de Venezuela. Desde estas preocupaciones culminará grandes procesos editoriales y expositivos. En 1962, luego de su primer viaje de inmersión en el Amazonas, expone los ritos sagrados de la etnia yanomami en el Museo de Bellas Artes de Caracas. Posteriormente es contratada por el Latin American Center (Universidad de los Angeles, California), para continuar sus investigaciones sobre la comunidad yanomami, exhibiendo los resultados en los espacios de esta casa de estudios durante el año 1968. De todo este compromiso de exploración antropológica se desprenderá otra de las grandes publicaciones realizadas por la artista en el año 1974: Los hijos de la luna (reeditado diez años después). Se trata de un excelente documento visual: su fotografía ennoblece y realza los detalles de la vida, las creencias, los ritos y el desenvolvimiento de los indios makiritare, sanemá y yanomami. Cabe acotar que Los hijos de la luna fue publicado en su primera edición por las Ediciones del Congreso de La República. Contó con el diseño de Lange y Cornelis Zitman.

La fotografía de Brändli tuvo un gran reconocimiento tanto nacional como internacional. Apareció constantemente en revistas como Geo y Photo Magazine de Francia, Du de Suiza y en el diario El Nacional, entre otras publicaciones. En el año 1996 recibe el Premio Nacional de Fotografía en la ciudad de Caracas.

La obra editorial y expositiva de Brändli también se extenderá a la investigación sobre la vida y los ritos de las distintas culturas y pueblos de Venezuela, concretando proyectos de gran alcance como el libro Así con las manos (1976), sobre los oficios artesanales del país. También destaca en su producción Los páramos se van quedando solos (1986), quizás uno de sus libros más conocidos, un profundo trabajo fotográfico en torno a los problemas de la agricultura en los Andes venezolanos.

Luego de su muerte la obra de Brändli será rescatada por el investigador español Horacio Fernández, tanto en la muestra sobre el fotolibro latinoamericano que este curador realizó en Galería Le Bal de París (2012), como por el prestigioso lugar que Brändli ocupa en el libro homónimo publicado por Fernández en el año 2011. En alianza con Archivo Fotografía Urbana, La Fábrica publica a finales del 2018 el libro de Barbara Brändli con curaduría de Eduardo Castro -y textos de Michel Otayek- en la Colección Photobolsillo, Biblioteca de autores Latinoamericanos.

A propósito de su obra, dijo Brändli en una entrevista realizada por Lucía Yánez Quintero para el Papel Literario de El Nacional : “Mi creación es del presente inmediato. Aunque el rasgo sea premeditado, no creo en forzar ni el pasado ni el futuro. Tengo que estar muy pendiente de poder captar el segundo preciso de una creación preconcebida pero percibida en el presente de un rasgo muy preciso […]. En mi fotografía tiene que ocurrir instantáneamente lo que he ideado antes del ¡clic! Las cosas que más me interesan ocurren en ese cuarto de segundo consagrado”.

De la serie “Sistema nervioso”. Fotografía de Barbabra Brändli. ©ArchivoFotografíaUrbana.
De la serie “Sistema nervioso”. Fotografía de Barbabra Brändli. ©ArchivoFotografíaUrbana.
De la serie “Sistema nervioso”. Fotografía de Barbabra Brändli. ©ArchivoFotografíaUrbana.
S/t. Fotografía de Barbabra Brändli. ©ArchivoFotografíaUrbana.
S/t. Fotografía de Barbabra Brändli. ©ArchivoFotografíaUrbana.
Guillermo Dávila en “Godspell”, Caracas, 1972. Fotografía de Barbara Brändli. ©ArchivoFotografíaUrbana.
Isaac Chocrón y Román Chalbaud, S/f. Fotografía de Barbabra Brändli. ©ArchivoFotografíaUrbana.