/Alfredo Cortina: Un Atlas para Elizabeth llega a Nueva York

Alfredo Cortina: Un Atlas para Elizabeth llega a Nueva York

La galería Henrique Faria inaugura este viernes 11 de mayo la exhibición An Atlas for Elizabeth que presenta por primera vez al fotógrafo venezolano, en Estados Unidos.

Henrique Faria Fine Art en alianza con el Archivo Fotografía Urbana llevan por primera vez la exposición del venezolano Alfredo Cortina, An Atlas for Elizabeth (Un Atlas para Elizabeth), a las salas estadounidenses. Las 25 fotografías en blanco y negro que componen la muestra fueron realizadas entre 1950 y 1965. En ellas se dibuja, como lo ha explicado anteriormente el curador de la muestra, Vasco Szinetar, una complicidad entre el fotógrafo y su esposa en las puestas en escena donde ella aparece como elemento protagonista.

Un Atlas por Elizabeth es el título que el curador, Luis Pérez-Oramas dio al ensayo que acompañó a esta exhibición en la Sala Mendoza de Caracas en 2015. Allí explica: “lo que deberíamos saber, para comenzar a mirar a Alfredo Cortina es que, durante muchos años, sin pretenderse ‘fotógrafo’, sólo siéndolo, en complicidad con su compañera de vida, la gran poeta Elizabeth Schön, se ocupó en registrar su imagen, de manera sistemática y continua, en todas las situaciones imaginables ante las cuales pudo ella quedarse para siempre detenida por efecto de la sal de plata que atrapa a la luz en la imagen”.
Esta no es la primera vez que Cortina se presenta en salas internacionales. La muestra hizo su primera aparición en 2012 en la 30th Bienal de São Paolo; a partir de entonces, el descubrimiento del incesante archivo fotográfico tomó posición ante los fotógrafos más importantes de la modernidad. En 2013, Alfredo Cortina es incluido en la colección permanente del Museum of Modern Art de Nueva York –MoMA– y fue presentado al siguiente año en el Grand Palais (Paris) como parte de las nuevas adquisiciones del museo. Recientemente, en 2017, la muestra fue llevada a La Fábrica en Madrid, donde se presentó la publicación del Photobolsillo, Alfredo Cortina.

El tratamiento casi indexado que Cortina da a la presencia de Schön en los distintos lugares a lo largo de su vida sirven para elevar estos momentos encapsulados desde lo glamoroso a lo misterioso a través de la nitidez de los detalles y por el hecho de que, en la mayoría de los encuadres, Elizabeth es la única figura presente. Esta dedicación inquebrantable a la representación de esta singular mujer ha resultado en un archivo cartográfico, en lo que Pérez-Oramas ha llamado Un Atlas para Elizabeth.

A través de este trazado, entramos en el paisaje y nos encontramos absorbidos por un lugar que está fuera de los límites del tiempo. Estamos junto a un arroyo de agua dulce, mirando el escaparate de una tienda en Caracas, inspeccionando la construcción de una casa en el campo, de pie en la amplia acera de una frenética ciudad de Nueva York –pero en la quietud del entorno delineado, esta es una actividad pasiva. Pérez-Oramas escribe, “no hay evento ni circunstancia modal ni acción en el retrato […]. El retrato es modal: no va ni viene, no está haciendo o no está haciendo, no es ella en este o aquel momento o día; es ella, simple y llanamente”. De esta manera, en las fotografías de Cortina, la presencia de Schön finalmente desplaza el paso del tiempo, dejando solo la presencia del cuerpo en el paisaje; dejando solo el cuerpo en el presente y en las posibilidades que tiene el futuro.

An Atlas for Elizabeth estará abierta al público desde el viernes 11 de mayo en la galería Henrique Faria Fine Art – www.henriquefaria.com – hasta el 16 de junio.